La rutina de una madre profesional es un trabajo duro, aunque la sociedad no lo vea así, incluso es más complicado si a la mujer le tocó ser madre soltera, porque tiene que hacer todo sola y algunas con suerte contarán con una pensión alimenticia para sus hijos.

Así es mi día

En mi caso, me levanto a las 4:50 am de lunes a viernes para atender a mi hijo menor de 12 años y a mi esposo. Mientras estoy haciendo desayuno para ellos, también pongo a hacer el almuerzo, a las 6:30 am ya los dos han desayunado y el almuerzo queda listo.

Mi hijo mayor se preparada para ir a la universidad, ese se levanta más tarde, para mi es otra etapa como madre ya que es un poco más independiente, pero no por eso anda solo por la vida, igual requiere de mi apoyo, porque no importa la edad que tenga, siempre buscan a mamá.

Ahora me toca hacer 2 cosas, una es llevar a mi hijo a la escuela o ir al gimnasio. Como estoy casada, tengo el apoyo de mi esposo, que en la mayoría de los casos me ayuda llevando a Arielito a la escuela mientras yo me voy al gimnasio a hacer algo por mi salud por lo menos 1 hora.

Así se me va la mañana todos los días, corro a casa a bañarme, me sirvo mi almuerzo y salgo para el trabajo. Un trabajo de 8 horas diarias en donde los jefes solo piden resultados y con suerte aprecian lo que haces por la empresa y respetan tu tiempo en familia.

Regresas a casa después de una larga jornada laboral y te toca servir la cena, hacer que todos coman y juntos si es posible compartir a la hora de la cena. Después de eso a limpiar los trastes, la cocina y a ver cómo van las tareas asignadas en el colegio y en casa de mis hijos.

Así es la vida diaria de una mujer promedio, esto sin pensar que a este diario vivir se le puede sumar la enfermedad de un hijo, del esposo, de ella, un problema en el hogar, quedarse sin nana, además de tener que limpiar la casa, lavar, planchar y otras tareas del hogar.

Ser mujer implica muchas cosas que para algunos podrían parecer fácil. Mezclar tu profesión con el hogar es como una bomba explosiva, pero lleva de aventuras, amor y recuerdos que buenos o malos te hacen crecer en todos los sentidos.

Deja un comentario